virtudes del azabache en el mal de ojo

El azabache es un material fósil producto de los árboles que datan de la época del jurásico y en España se localizan, de acuerdo a los especialistas en el tema, los mejores yacimientos del mundo, estando ubicados en Asturias, en la costa que va desde Gijón a Villaviciosa.

Desde la antigüedad, se ha considerado como un material con poderes mágicos y de protección, bien sea en bruto o estando tallado. Usado en amuletos para la suerte, se ha utilizado desde los tiempos del Antiguo Egipto, siendo la representación una mano abierta o cerrada con el fin de ahuyentar, en esa época, a las serpientes y cualquier tipo de energía negativa. Su poder es tan igual como el de la mano de Fátima, ya que poseen un origen similar. Años después se utilizó el azabache como el higa, durante el proceso de colonización y el cristianismo, cruzando los océanos llegando a parar a la Península Ibérica.

Los pobladores de Portugal y Galicia fueron los primeros en utilizarlo como amuleto para la protección contra las brujas y para el amor, durante muchas generaciones. En la actualidad su utilización ha sido a lo largo de toda España y Brasil como un amuleto para evitar y contraer el mal de ojo. Los habitantes de Brasil, manejan la leyenda que el gesto ofensivo del azabache permite distraer al demonio (Lucifer) para evitar que sus males caigan en alguna persona. 

Higa de Azabache

Es una de las representaciones más conocidas del azabache como amuleto contra el mal de ojo, el cual se difundió a lo largo de españa con la presencia de los árabes, siendo utilizada de forma masiva por la mayoría de los estratos sociales del cristianismo español desde inicio del siglo XVI.

Así mismo, con el azabache se confeccionó gran parte de la joyería popular en el noroeste español por medio de tallas y grabados con motivos jacobeos, que fue el emblema y recuerdo utilizado por los peregrinos que viajaron por muchos siglos a Compostela. 

Como talismán, esta piedra posee un alto poder energético y vibratorio, por lo que ha sido utilizada en magias y hechizos desde la antigüedad. Por lo tanto,  brinda protección contra el mal de ojo y se recomienda portarlo junto a la piedra de cuarzo colocado en una bolsa de tela, permitiendo atraer todo tipo de energía negativa. 

Cómo utilizar el azabache 

Para que brinde un alto poder de protección, la pieza de azabache debe ser regalada. Si consigues una, o te es prestada se debe verificar que no esté quebrada, pues de ser así significa que ya cumplió su labor y ya no brinda protección. 

De acuerdo a los registros históricos Bendu Daris,  un médico del siglo XI, afirmaba que el azabache al utilizarlo como protección para el mal de ojo en bebés o niños pequeños, debía ser portado en el cuello,  siendo una tradición que se ha mantenido en el tiempo hasta la actualidad, al punto que en algunas zonas de España aún se regala a los recién nacidos una higa de azabache.

Antes de usar un azabache como medio de protección, se deberá colocar debajo de agua limpia, para luego ser colocada la pieza en una montaña pequeña de sal descargada junto a un cuarzo durante 3 días de media luna. Una vez realizado este procedimiento podrá ser utilizado con toda tranquilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here