Quitar mal de ojo congelador

Son bastantes los síntomas que nos pueden llevar a pensar que hemos sido víctimas de algún hechizo o mal de ojo congelador que nos paraliza la vida día a día. Entre algunos de estos malestares, encontramos al fatídico insomnio que es capaz de neutralizarnos para realizar cualquier actividad cotidiana, a él le pueden seguir el mal humor, un estado inexplicable de ansiedad, mala suerte sin explicación alguna, miedos infundados y un constante nerviosismo.  

De ser así, es posible que te encuentres antes una maleficio, pero no debes preocuparte pues para ello existen diversas maneras de solucionarlo de forma eficaz y rápida. El mal de ojo congelador viene dado por una influencia de carácter negativa donde dicha energía es vertida sobre alguien afectando de manera directa su estado de ánimo, y ello suele ocurrir tanto en niños de cualquier edad, como en adultos sin importar si es hombre o mujer. 

Pero también se debe tomar en consideración que el mal de ojo no siempre se trata de una acción consentida pues dicha acción podría resultar de un acto inconsciente e involuntario a través de la mirada con lo cual se transfiere esa energía, aunque ese no sea el propósito. Algunas de estas ojeaduras pueden tener lugar en lugares muy transitados sin que nadie lo note. 

Diversas formas de deshacerse de un mal de ojo congelador

Al mínimo síntoma de mal de ojo, la recomendación universal es acudir a un curandero quienes son las personas indicadas para solventar tal maleficio, pero también existe la probabilidad de no tener alguna tan cerca como para ir a solicitar ayuda. Por esta razón, a continuación recomendaremos algunas recetas caseras para curarnos del maleficio nosotros mismos y protegernos de la envidia. 

Usar limón para realizar un ritual 

Para realizar este ritual necesitas un limón el cual debes cortar a la mitad para luego colocarlo en un plato que no sea hondo, mientras ello ocurre trata de enfocar tu pensamiento de una manera positiva  por algunos minutos y cuando eso ocurra toma un puñado de sal y viértelo encima del limón justo en cada mitad. 

Al tiempo es importante que repitas las siguientes palabras: “corto cualquier maleficio con este conjuro, ojeada o envidia que se acerque a mi para perjudicarme. Está hecho”. Finalmente, lleva hasta abajo de tu cama las porciones de limón donde permanecerán por una semana absorbiendo las malas energías mientras el hechizo se hace efectivo. 

Agua contra el mal de ojo congelador

Este ritual no debe ser empleado en niños y ello es debido a que en su cabeza no se debe colocar nada ya que aún se encuentran en desarrollo, por lo tanto se aplicará solo en adultos. 

Para iniciar el ritual se requiere de al menos 100 gr de ruda macho y de igual manera de ruda hembra que se depositaran en un vaso que contenga agua a la luz de la luna que se encuentre llena o creciente. Luego de una noche, debes colocar sobre el vaso una toalla y posteriormente colócalo sobre la coronilla de tu cabeza haciendo suficiente presión. 

Si en este paso notas que surgen burbujas en el agua, el mal de ojo congelador es bastante fuerte, de manera que mantén allí el vaso y deja escurrir el agua a través de la toalla sobre ti para que se vaya el maleficio. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here