mal de ojo en los adultos

El mal de ojo es el resultado de una energía negativa que es lanzada por una persona con tal fuerza, que es recibida por una persona a la que se le ha deseado mal. Esta energía puede ser producto de los celos, la envidia o el el odio, afectando de tal manera a la persona que la recibe. 

El mal de ojo está sustentado en la idea principal de que las personas se componen de energía. Las energías positivas generan bienestar y por el contrario las energías negativas son las responsables de causar mucho daño. 

De esta manera, cuando alguien concentra energías negativas para causar un daño a otra persona, es altamente probable que esa persona la reciba, y si no posee una fuerza energética positiva con gran poder para repeler estas vibraciones, se verá afectado.

Por lo tanto se debe estar alertar de los siguientes síntomas para detectar si una persona sufre de mal de ojo. 

1.- Trastornos en el sistema digestivo: La persona que sufre de mal de ojo tiende a perder el apetito y las ganas de comer, suele presentar vómitos de forma continua.

2.- Cambios de humor frecuentes: Una persona con mal de ojo suele presentar cambios continuos de humor sin causa aparente. Puede pasar de estar feliz  a estar triste y lloroso de manera rápida. Así mismo, puede manifestar melancolía o sentir que su vida no tiene sentido alguno. 

3.- Alteraciones del sueño: Otro de los síntomas recurrentes de una persona que se encuentra afectada por el mal de ojo, es su capacidad de no poder alcanzar la relajación y por ende no puede conciliar el sueño.

4.- Problemas en la piel: Si el mal de ojo que se infundió a una persona es muy fuerte, puede producir en la persona afectada alergias y brotes en diferentes partes del cuerpo.

Otras de las afectaciones que puede tener una persona adulta producto del mal de ojo suele estar asociada a eventos psicológicos como lo son el nerviosismo, miedo profundo, paranoia repentina y sin causa aparente.

Los síntomas del mal de ojo son por lo general genéricos, por lo tanto antes de indicar que una persona está afectada por este mal, se debe descartar que no se encuentra en presencia de alguna enfermedad o condición física, antes de asociar los síntomas producto de la influencia de una energía negativa.

¿Cómo prevenir el mal de ojo?

Se ha evidenciado que el remedio más efectivo para evitar el mal de ojo consiste en trabajar de manera constante en el fortalecimiento energético y espiritual de las personas, de esta manera se evita verse afectado por las energías negativas que de manera consciente o inconsciente son emanadas por otras personas. 

Por lo tanto, debemos estar siempre en sintonía nosotros mismos, con nuestra espiritualidad, sentirnos a gusto y complacidos con nuestras acciones y lo que nos brinda la vida. Se ha evidenciado que la felicidad y las energías positivas que emanamos son el escudo más potente que posee una persona para repeler cualquier tipo de mal ojo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here