Cruz de Caravaca

Significado de la Cruz de Caravaca

Entre los fervientes creyentes cristianos se sabe que esta cruz suele ser muy especial, y ello no solo se debe a su historia o a su leyenda inicial, sino también se debe a la cantidad de situaciones encontradas a lo largo del tiempo donde le ha sido otorgado gran cantidad de milagros. En dichas historias se afirma que por medio de la cruz es posible alcanzar  protección para la familia y la casa donde se habita para evitar el ingreso de cualquier tipo de fuerza maligna o demonio. Así mismo, tiene gran influencia en la economía de las personas con lo que brinda prosperidad y riqueza a las personas que las llevan consigo y en su hogar.

La cruz de Caravaca no es de uso exclusivo de los cristianos pues en otras religiones también se usa como un amuleto poderoso, y con ello ha sido tomada para realizar un sinnúmero de cultos alrededor del mundo, y ello se ve fortalecido por la creencia de que posee el poder de controlar las huestes de Satanás. Gran cantidad de curanderos o simples personas afirman que poseen poderes especiales y es por ello que la emplean para realizar sus sesiones al momento de curar el mal de ojo, cortar “cadenas de maldición” o combatir enfermedades, sin contar otros ritos de carácter esotérico que sirven para aliviar los males del hombre aunque el poder realmente resida en la fe que se le profese a esta cruz.

Nuestra energía y nuestra alma residen en nuestro cuerpo, y ya que somos energía y todas nuestras obras son parte de ello, de forma constante estamos emitiendo hacia nuestro alrededor. En base a ello, las personas en ocasiones solemos llegar a desear lo que otra persona puede tener, y es cuando se puede provocar un sentimiento de envidia. Y aunque muchos puedan decir que solo se trata de envidia sana, debes saber que en realidad eso no existe, ya que no hay razón para desear de esa manera lo que no es nuestro, por tal razón sufre nuestra alma.

De esta manera tenemos idea ahora de que igual que nosotros, también existen otras personas que desarrollan los mismos sentimientos deseando lo que tenemos y pueden inclusos estar tan lejos o cerca como no lo imaginemos, en nuestro trabajo, en la casa, en la familia, entre otros; en este momento en que se encuentra activa la envidia, esta es enviada a nosotros provocando diferentes reacciones como por ejemplo, el mal de ojo. Si has comenzado a padecer de manera inexplicable dolores de cabeza, alguna punzada en la nuca o quizás en la sien, ello puede ser producto de este maleficio. 

Posiblemente se trate de estrés debido a la vida agitada que llevamos día a día agotando nuestro cuerpo, sumado a una alimentación de baja calidad, pero puede ser que todas estas situaciones se encuentren bajo control y aun así sentimos esa serie de malestares.  El mal de ojo puede ser capaz de provocar enfermedades, sobretodo si somos vulnerables espiritualmente. Muchas personas suelen protegerse con la Cruz de Caravaca llevándola en el pecho, y si se trata de la casa, esta se coloca sobre el dintel o detrás de la puerta de la entrada principal. Si se comparte una habitación con otra persona de la que tenemos sospechas de que no nos quiere o simplemente desconocemos, entonces al dormir se coloca debajo de la almohada y entonces funcionará como un amuleto protector.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here