cómo saber si tengo mal de ojos

El Mal de Ojo es una de esas enfermedades o malestares a la que, en estado normal, no se le encuentra explicación  científica o terrenal.

Las personas que suelen ser creyentes o supersticiosas, saben que el mundo se encuentra lleno de buenas y malas intenciones, por lo que los maleficios y hechizos son un hecho.

A continuación te hacemos una serie de recomendaciones para evitar o verificar si alguien está atravesando un mal de ojo.

¿A qué se denomina Mal de Ojo?

Se trata de una especie de hechizo o maleficio que le propina una persona a otra, y este estado es capaz de causar en la víctima una serie de síntomas tanto físicos como psicológicos, siendo afectados de forma terrible.

Las personas que se encuentran en este estado se le dice que han caído en Mal de Ojo. Pero la noticia alentadora es que este mal no es permanente, y para evitarlo o curarlo existen diversas maneras según distintas culturas.

¿Existe alguna forma de saber si una persona ha sido víctima de Mal de Ojo?

Se pueden realizar diversos tipos de pruebas con las que se podría determinar si lo que se tiene es realmente Mal de Ojos, y entre ellas:  

Prueba número 1

Para realizar esta prueba requieres de agua, un envase y aceite de oliva. Para iniciar este proceso de llena el envase con un poco de agua, paso seguido se introduce el dedo del corazón (el anular) en el aceite dejando que caigan 3 gotas de aceite en el agua. Se debe esperar un poco para alcanzar la interpretación de los resultados.

Si las gotas llegan a juntarse o quizas estan separadas pero formando entre ellas un círculo en el centro del envase, es muy posible que este mal se haya apoderado de ti.  

Prueba número 2

En esta prueba se deben usar azúcar y limón. Toma un plato y en él coloca el limón cortado en cuatro partes y cubrelos con el azúcar, seguidamente se coloca debajo de la cama por tres noches continuas.

Luego de ese tiempo, hay que observar los cambios ocurridos en el limón, si este se ha tornado de color negro, entonces puedes pensar que el Mal de Ojo llegó a tu vida.

Prueba número 3

Para realizar esta prueba solo se requiere de azúcar, pues es la más sencilla. Tomas una cucharilla y se colocan tres de ésta colmadas del azúcar en un plato, cuando caiga la noche llévalas debajo de la cama toda la noche. Al siguiente dia debes observar la tonalidad que ésta tomó, que podrían ser morada, rojo o quizás se ha dispersado, dichos cambios indican la presencia del Mal de Ojo.

Prueba número 4

En esta prueba necesitas usar vinagre, sal y un huevo de gallina. Inicialmente viertes una porción de vinagre en un plato cubriendo su  fondo para colocarlo debajo de tu cama. Antes de acostarte rompe el huevo y échalo en el plato. Observa lo ocurrido en la mañana siguiente, si ocurrieron cambios  o algún tipo de variación, el Mal de Ojo no se encuentra en ti.

Prueba número 5

Finalmente para realizar esta prueba, debes usar alcohol y sal. Debes ubicar un envase bien sea de barro o de metal, el cual llenarás con el alcohol y lo quema. Mientras haya llama, se esparce sal gruesa en el fuego y luego se observan los resultados.

La sal debe chasquear, si esto hace un rugido fuerte, el mal de ojo está contigo; pero si estos resultan débiles, no hay nada por que preocuparte.

Existe otra variedad de síntomas que podrían formar parte de este mal, como lo son la ansiedad, la depresión y el insomnio. Así que si deseas saber más sobre ello, hay que realizar diversas pruebas y estar seguros de que te han hechizado.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here