Cómo curar el Mal de Ojo en bebés

Curar el Mal de Ojo de los bebés

Si necesitabas encontrar una cura para el mal de ojo de tu bebé has llegado al lugar indicado. En las siguientes líneas te contaremos de forma detallada y sencilla como puedes quitarle el mal de ojo a tu bebé, sin muchas complicaciones.

El mal de ojo, es un maleficio que es transmitido a través de la mirada, cuando alguien siente celos, resentimiento o envidia, de forma voluntaria puede hacer que el otro sufra. Entre las consecuencias que el mal de ojo trae a quien lo padece, se encuentran el miedo, la tristeza, las enfermedades y si no se atiende a tiempo puede causar la muerte.

¿Cómo curar el mal de ojo de forma efectiva?

La verdad es que existen muchísimos rituales y métodos para que las víctimas del mal de ojo puedan curarse, nadie está exento de ser afectado por esta terrible maldición.

Curar el mal de ojo al bebé con sal marina:

Este método es muy bueno y antiguo, lo que tienes que haces es colocar en el cuarto del bebé un círculo hecho con sal marina, ahí vas a encender cuatro velas blancas dentro del mismo. Colócate dentro del círculo con una cruz con el niño en brazos y reza la siguiente oración:

“Alabado sea mi amado señor Jesús, vencedor poderoso de demonios, misericordioso de los arrepentidos, vengo hoy a ti, para perder por la salud mental, física y emocional de mi hijo, de tu hijo, de nuestro hijo, padre te pido que este maleficio se vaya de él, porque él no lo merece, no lo quiere, ni lo recibe. Padre solo tú eres dador de vida.

Lo pongo en tus manos Miguel Arcángel, para que con tu espada azul poderosa cortes toda brujería, hechicería, magia negra, que pueda estar afectando a mi hijo (nombre del niño) es un hijo de Dios, que a nadie daña, por favor que nadie lo dañe a él, Miguel llévate esta mala energía lejos para siempre. Envuelvo a mi hijo en tu luz azul para que lo protejas siempre, gracias padre por escucharme, gracias, gracias, gracias”.

Después de esto te vas a quedar dentro del círculo hasta que las velas se acaben, procura comprar unas no muy grandes para que no dures demasiado tiempo esperando.

Ritual con huevo:

Este es un ritual muy fácil de hacer, pero es también súper efectivo, necesitarás solo un huevo a temperatura fresca y seguir los siguientes pasos:

El primer paso es acostar al bebé boca abajo, el segundo es pasar el huevo por todo su cuerpo, empezando por la cabeza y terminar con los pies, mientras haces esto debes hacer cruces e ir rezando el credo.

Deja el huevo sobre la cabeza del niño durante unos segundo y luego ponlo en tus manos de nuevo. Luego dale la vuelta y haz lo mismo. Una vez termines el proceso, rompe el huevo y deposítalo en un vaso medio lleno de agua.

Busca una espiga y haz una cruz, colócala dentro del vaso. Vas a dejar este vaso durante tres noches debajo de la cama donde duerme el bebé, a la cuarta noche vas a tirar el contenido del vaso en el inodoro, para así deshacer el maleficio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here